Belleza Eliminar arrugas Tratamientos

Blefaroplastia química, otra forma de acabar con las bolsas

Blefaroplastia química, otra forma de acabar con las bolsas
3.5 (70.71%) 28 votes

La blefaroplastia química es otra de las formas en las que podemos cambiar el aspecto de nuestra mirada de una forma radical. Recuperar su viveza y aspecto fresco, es una de las misiones que muchas mujeres desearían conseguir.

¿Cuántas veces se han preguntado de qué manera podrían eliminar las bolsas de los ojos? Recuperar esa mirada joven y expresiva, que siempre les ha acompañado, pero que con el paso del tiempo se ha ido perdiendo especialmente cuando nos acercamos al entorno a los 45 años, Se comienzan a acentuar las bolsas en los ojos, y esto supone un grave problema en la lucha contra el paso del tiempo.

La blefaroplastia, nos ofrece la posibilidad de acabar con las bolsas en los párpados tanto superiores como inferiores. Es una cirugía que ofrece unos excelentes resultados y conseguirá devolverle a nuestra mirada el brillo que nunca debió perder. Pero en muchas ocasiones, no tenemos la confianza suficiente, o creemos que nuestro problema no es tan grave, y en el momento en le que escuchamos la palabra “operación” nos entra pánico y sudores… Es comprensible, y en muchos casos, es cierto que una intervención quirúrgica no se corresponde con la magnitud real del problema.

antes y despues blefaroplastia quimica

Especialmente indicado para estos casos, ha surgido un nuevo tratamiento que en los últimos años ha tenido una muy buena aceptación entre su público: la blefaroplastia química. Combinando los mejores efectos de la blefaroplastia, en un tratamiento menos invasivo y complejo que la blefaroplastia común.

¿En qué consiste?

Este tipo de tratamiento, ya que no se trata de una intervención, tiene bastantes bondades, principalmente el tiempo. No hay necesidad de ingresar en un hospital, ni de llevar un sufrido postoperatorio. Se trata el problema en la propia consulta y no dura más de 15 minutos. Por lo que el paciente sale del centro por su propio pie, y puede continuar con la mayoría de tareas cotidianassin mayor complicación.

El procedimiento es sencillo: el médico limpiará debidamente la zona en cuestión, con el fin de dejarla preparada para el tratamiento y posteriormente aplicará una fórmula de “peeling medio” cuyo objetivo es el de descamar la piel actual, y que nuestro organismo comience a producir una nueva dermis.

El componente de este “peeling” variará según el caso, siendo lo más utilizado el ácido tricloroacetico o el Fenol. Tras este paso, el doctor, aplicará un gel o unos polvos cicatrizantes que facilitarán la recuperación.

Se recomienda la utilización de crema protectora durante el tiempo que se regenera la piel nueva si vamos a tener una exposición a la radiación solar. Este tiempo puede prolongarse durante varias semanas o meses.

El especialista que lleve a cabo el tratamiento, nos recomendará una serie de pautas como evitar la exposición solar, cuidar mucho que productos de maquillaje usar o no realizar actividades que puedan irritar la zona, para que de esta forma, nuestro organismo pueda rejuvenecer nuestra piel de la forma más eficaz.

Conclusiones sobre la blefaroplastia química

eliminar bolsasSi bien es cierto que la blefaroplastia química logra unos resultados realmente impresionantes, hay que estar dispuesto a realizar un desembolso a la altura, su precio se perfila entre los 1300€ y 1600€ unas cifras que mucha gente puede ver escandalosas por algo más de 10 minutos de tratamiento. Ahora bien, cada persona debe valorar, cuál es el precio de recuperar una mirada joven, evitando la cirugía convencional.

Sin duda alguna es una evolución hacia la terapia con químicos para mejorar el aspecto estético de las personas y que con el paso del tiempo, se irá volviendo más asequible. La blefaroplastia química es uno de los primeros tratamientos estéticos de esta índole, y por eso es normal que el precio se dispare, pero los resultados que se obtienen suelen ser muy satisfactorios para los pacientes, así que creemos que merece la pena probarlo.

No obstante, siempre recomendamos acudir a centros estéticos de primer nivel donde un especialista pueda evaluar nuestro caso, y recomendarnos el tratamiento más adecuado para nuestro problema. Con la blefaroplastia química los resultados son bastante sorprendentes para el paciente, pues normalmente no espera que un tratamiento tan simple, cambie de esa forma el aspecto de su rostro.

Os invitamos a compartir con toda la comunidad vuestras experiencias y opiniones acerca de la blefaroplastia química así como también a que nos contéis que resultados habéis obtenido con dicho tratamiento.


2 thoughts on “Blefaroplastia química, otra forma de acabar con las bolsas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.