Ojos

Causas de las bolsas en los ojos

Causas de las bolsas en los ojos
Valora este artículo

Las bolsas en los ojos son las causantes de que nuestro rostro parezca apagado, sin vitalidad y no transmita todo lo que queremos expresar. Estas molestas compañeras de viaje, son en muchos casos y conforme pasan los años, algo permanente que nuestro cuerpo no es capaz de eliminar.

Para tratar este problema mejor, debemos entender primero a qué se debe la formación de estas bolsas, y para ello, vamos a detallar los principales factores que provocan su aparición:

  • La falta de descanso, y no dormir las 8 horas diarias, es un importante factor, muchas veces no nos damos cuenta, pero descansar bien, es vital para cuidar nuestro rostro y para tener un bienestar general.
  • bolsas y sus causasLas bolsas en los ojos, están compuestas por líquidos y grasa. Es muy frecuente que si sufrimos retención de líquidos, se acabe manifestando entre otros sitios, formando bolsas en los ojos.
  • Este tipo de problema, tiene un alto componente hereditario, por lo tanto es muy posible que si en nuestros familiares más directos se ha desarrollado, tarde o temprano, se acabe manifestando también en nosotros. Seguramente sea la causa más difícil de combatir de todas las que causan bolsas en los ojos.

Qué podemos hacer para evitar las causas de la aparición de bolsas

Para solucionar estos problemas, podemos acudir a muchos remedios, desde cremas y remedios naturales, hasta la cirugía estética (blefaroplastia) para los casos más graves.

Si de verdad queremos poner freno a este desagradable problema, debemos consultar un especialista que evalúe la gravedad de nuestro caso, y nos ofrezca la mejor solución para terminar con las bolsas en los ojos.

En cambio, si notas que la aparición de bolsas comienza  a notarse en tu rostro, os vamos a dejar unos pequeños consejos, que sin duda os ayudarán a paliar los síntomas:

  • Beber mucha agua, siempre 1,5 litros diarios como mínimo, de esta forma ayudamos a nuestro cuerpo a eliminar los residuos y toxinas que desecha de forma natural
  • Alejarnos del alcohol, el tabaco y cualquier tipo de sustancia que sea nociva para nuestro organismo. Las bebidas gaseosas tampoco son recomendables. Los zumos naturales y el agua serán nuestros mejores aliados.
  • Hidratar siempre nuestro rostro en general y la zona de las bolsas en particular con alguna crema, sin duda puede marcar la diferencia a largo plazo entre la aparición de las bolsas, o lograr evitarlas.
  • Un buen descanso es fundamental, dormir entre 8 y 10 horas diarias, hará que además de mostrar un mejor aspecto, nuestro cuerpo descanse, estemos más enérgicos y nuestro estado sea mucho más saludable.

Todos estos elementos son fundamentales, debemos llevarlos a cabo de forma conjunta, y además, tratar de prolongarlos en el tiempo y ser regulares. Pues si queremos combatir las causas de las bolsas en los ojos, lo mejor es ser constantes.

causas bolsas en los ojosDe esta forma los resultados a medio y largo plazo serán realmente interesantes y podremos ver como nuestras bolsas, se manifiestan de forma más ligera. Un consejo es realizar una fotografía de la zona afectada el día que comencemos a desarrollar estas pautas, y volver a fotografiar la zona en similares características tras 3 meses llevando a cabo los puntos anteriormente comentados, con estos sencillos pasos, veremos como las bolsas se “congelan” y no van a mayores, o incluso, se notan mucho menos.

Si deseamos eliminar las bolsas, existen diferentes opciones, la principal es la blefaroplastia. Una de las intervenciones que tratamos más en profundidad en este artículo.

Además, en otras ocasiones, os hemos hablado de alternativas a la cirugía, para eliminar las bolsas de forma realmente efectiva. Uno de nuestros artículos trata sobre cómo eliminar las bolsas con remedios caseros.

Evidentemente, la cirugía es más radical, y los remedios caseros, ofrecen resultados más ligeros, pero sin grandes riesgos. Es fundamental conocer las causas de las bolsas, como os hemos comentado en el artículo de hoy. De esta forma, lograremos detectar los factores desencadenantes y podremos evitar la aparición de las bolsas en nuestros ojos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.