Ojos

Corrector de ojeras para un rostro rejuvenecido

Corrector de ojeras para un rostro rejuvenecido
Valora este artículo

Las ojeras son un desagradable problema estético, ese color amoratado, hace que nuestra mirada de sensación de cansancio y desgaste. Para solucionar este problema el corrector de ojeras puede ser un gran aliado.

Por regla general, a medida que aumenta nuestra edad, a nuestro rostro le cuesta más recuperarse de los excesos y los malos hábitos. Debemos descansar más y mejor, y ser conscientes de que no debemos someternos a demasiada presión.

Estos factores, son muy importantes en la formación de ojeras, pero algo que también tiene una alto grado de significación es el carácter hereditario que tienen las ojeras. Si en la familia existen antecedentes directos de ojeras, probablemente, con el paso del tiempo también se manifiesten en nuestro rostro, pese a que llevemos un buen descanso o no estemos demasiado estresados.

El corrector de ojeras, nace con la finalidad de camuflar ese anti-estético color que conllevan las ojeras, y de esta forma lograr que nuestra mirada no se vea perjudicada estéticamente. Hay multitud de correctores de ojeras en el mercado, con grandes variaciones en componentes, recomendaciones de uso, e incluso precio, y vamos a tratar de analizar los principales factores para escoger el corrector de ojeras más recomendado para nuestro caso.

Consejos para elegir el corrector de ojeras adecuado:

  • Analizar el tono del corrector debe ser lo primero que hagamos, escoger el que mejor vaya con el color de nuestra piel, será una tarea básica para poder obtener los mejores resultados, existen multitud tonos disponibles en cualquier perfumería o tienda de cosmética donde podremos preguntar a un profesional para que nos recomiende el más adecuado. También debemos tener en cuenta el color de nuestras ojeras, ya que si no son demasiado oscuras, podremos tratarlo con un tono más disimulado.
  • Estudiar la composición del corrector, es algo indispensable para saber que efectos podemos esperar de el. Según la marca e incluso el modelo, pueden tener diferente composición destinada a hidratar, corregir, dar volumen… Para ello tenemos que tener claro si nuestro problema se puede solucionar con un corrector, o debemos complementarlo con alguna crema o tratamiento diferenteaplicando el corrector de ojeras
  • La textura o consistencia del corrector, si es más o menos graso, su espesor y densidad… Son parámetros importantes para saber si su aplicación será satisfactoria, la mejor forma de saberlo, es probarlo. No te preocupes, no es necesario comprar todos los correctores del mercado, en la mayoría de tiendas existen muestras para que el cliente pruebe entre aquellas que tiene dudas.
  • El precio es un factor determinante a la hora decidirnos entre una marca blanca, o las primeras marcas. Por regla general los buenos correctores suelen ser de marcas reconocidas, pero existe una importante diferencia de precio que debemos analizar y adaptar nuestro corrector a las posibilidades de nuestro bolsillo, y no al revés.

Una vez que hayamos escogido  el corrector de ojeras que mejor resultados nos da, debemos seguir una serie de pautas o consejos, que harán que sus resultados sean mejores, por ello os vamos a facilitar unos pequeños trucos, que os serán útiles si no acabáis de estar contentas con el resultado que ofrece vuestro corrector.

Consejos para unos buenos resultados con un corrector de ojeras:

  • Aplicar correctamente el corrector, antes de aplicar la base de maquillaje, y tratar de difuminarlo por toda la ojera de parte homogénea, de esta forma, logramos cubrir la superficie que deseamos tratar por completo. Para ello podemos usar nuestros propios dedos cuidadosamente, el aplicador que traiga el corrector, o un pequeño pincel para cosmética.
  • corrector aplicado contra las ojerasSi sufrimos bolsas en los ojos, debemos ser cuidadosos con la aplicación del corrector, pues puede entorpecer luego la aplicación del maquillaje, y resaltar la bolsa en lugar de disimularla.
  • Utilizar un iluminador, aunque sea en baja intensidad, puede hacer que nuestros ojos luzcan mucho más vivos y bonitos, por ello debemos tenerlo en cuenta como una herramienta complementaria, pero no sustitutiva.
  • Cuando apliques la base de maquillaje, se cuidadosa para que el corrector no se vea afectado y no se perjudique su efecto, pues si se aplica con brocha o sin cuidado, puede retirarse sin querer el corrector de ojeras aplicado previamente.

Como conclusión final, debemos calificar el corrector de ojeras como un truco genial para disimularlas, pero debemos ser conscientes de que la mejor forma de que nadie vea nuestras ojeras, es prevenirlas. Un correcto descanso y evitar situaciones de presión y estrés, harán que se vean mucho menos acentuadas.

En caso de que se hayan manifestado en nuestro rostro, y persistan, el corrector será una opción a tener en cuenta, os hemos resumido los principales factores para determinar el mejor corrector para nuestro caso, y unos pequeños consejos para su correcta aplicación, y que resulte mucho más sencillo disimular el amoratado color de las ojeras, y así nuestra mirada siga joven, viva y expresiva durante mucho tiempo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.