Belleza Cosmética avanzada Tratamientos

Cremas para el aumento de senos, ¿mito o realidad?

Cremas para el aumento de senos, ¿mito o realidad?
4.5 (90%) 2 votes

En el mercado hay varias cremas que prometen un aumento del tamaño de nuestros senos, ahora bien, ¿funcionan estas cremas? ¿Es verdad que la aplicación constante de estos productos cosméticos va a estimular el crecimiento del busto? De ser así, ¿Qué resultados puedo esperar?

El aumento de pecho es sin duda alguna uno de los temas que más preocupa e incluso acompleja a las mujeres. Pueden ser mujeres muy atractivas, pero muchas veces el no verse contentas con su tamaño de pecho, provoca inseguridad y en definitiva, que la mujer en cuestión tenga la autoestima baja. Esto se traduce en no vestirse como le gustaría o incluso en muchas ocasiones, problemas sociales rechazando acudir a cualquier evento señalado simplemente por complejos.

Con el fin de solucionar esta situación y que las mujeres puedan estar contentas con el tamaño y la forma de sus pechos, la cirugía estética ha ido avanzando a pasos agigantados y hoy en día un aumento de pecho es una de las cirugías más demandadas por sus buenos resultados y la satisfacción general de las clientas. Pero muchas mujeres, aunque sufran por sus pechos, no están dispuestas a someterse a cirugía, bien por los riesgos de la intervención, la anestesia, o cualquier factor asociado a una intervención quirúrgica. Algo totalmente comprensible, y de lo que cada vez más son conscientes las grandes marcas de cosmética y estética, tratando de ofrecer alternativas realmente efectivas.

Para tratar de dar una solución a este tipo de mujeres, existen cremas para recuperar firmeza en la zona, o conseguir un efecto “push-up”. Son muchos los tipos, modelos y marcas de cremas que podemos encontrar prometiendo efectos milagrosos, y eso, es mayoritariamente falso. Con esto no queremos romper vuestras esperanzas, pero si bien algunas cremas tienen unos resultados buenos, ni por asomo se asemejan a los resultados de la cirugía de aumento de pecho. Debemos ser conscientes de que una cirugía son palabras mayores y que utilizar cremas, es positivo y puede ayudar, pero para los casos más drásticos donde las mujeres tengan realmente poco pecho, no serán el remedio ideal.

¿Cómo funcionan las cremas para el aumento de senos?

El pecho está compuesto en su mayoría por células grasas, y la crema, tiene como objetivo ayudar a que el pecho crezca en volumen, pero manteniendo una forma natural. Mientras nuestro organismo absorbe la crema, se va estimulando el aumento de adipocitos en la zona, de forma que poco a poco podemos lograr los objetivos que nos marcamos.

crema para aumento mamario

En definitiva, lo que logramos es aumentar el tejido graso, para que de esta forma, nuestro pecho luzca más voluminoso, y las camisetas, sujetadores, o vestidos caigan por la altura de nuestros senos de forma natural y sexy.

Consejos para la aplicación y unos buenos resultados

  • Ser constante, posiblemente esa sea la clave de todo este tipo de tratamientos. La regularidad en las aplicaciones, así como en los horarios y la continuidad del tratamiento nos garantizará unos mejores resultados.
  • crema para el pechoAplicar la crema haciendo círculos con la mano, sin ejercer presión. Ayudará a nuestra piel a absorber la crema mejor. También debemos tener cuidado con la cantidad de crema que aplicarnos, por usar más crema en cada sesión no vamos a lograr mejores resultados.
  • Utilizar cremas que hayan pasado por unos filtros sanitarios, y tengan las certificaciones necesarias en nuestro país. Alejarnos de las cremas de dudosa procedencia o que no hayan pasado los controles sanitarios, será una buena decisión para nuestra salud.

En definitiva, encontramos en las cremas para el aumento de pecho una opción diferente a las pastillas, hormonas y sobre todo la cirugía con el fin de mejorar nuestro aspecto, y ver que nuestro pecho gana un poco de volumen, para recuperar así nuestra autoestima y confianza.

Es cierto que se obtienen unos buenos resultados a medio y largo plazo, pero también que debemos ser realistas con los objetivos que podemos alcanzar, ya que posiblemente la mejor forma de acabar con complejos y falta de autoestima sea la cirugía.

Debemos tratar de aceptarnos tal y como somos, y en caso de que esto realmente nos suponga una situación demasiado incómoda, ponernos en manos de profesionales que evalúen nuestro caso con la finalidad de poder dar con el tratamiento o técnica más adecuada a nuestra situación.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.