Belleza General Tratamientos

Dejar de fumar antes de una intervención estética (beneficios)

Dejar de fumar antes de una intervención estética (beneficios)
5 (100%) 1 vote

El tabaco es uno de los vicios que más perjudican nuestra salud y la mayoría de los fumadores continua con este hábito pese a conocer perfectamente lo dañino que es para nuestro cuerpo. Hoy vamos a tratar en este artículo los beneficios de dejar de fumar antes de una intervención estética.

Existen muchos motivos y razones para dejar de fumar, como por ejemplo el inmediato beneficio para nuestros pulmones, evitar el más que notable efecto de la edad en los fumadores, mejorar la coloración de nuestros dientes… Muchos de ellos, son sin duda estéticos, y esto choca con la importancia del aspecto físico hoy en día. Si bien es cierto que la mayoría de personas que se realizan una intervención estética no son fumadoras, existe un importante porcentaje aún que si lo son, y sin duda alguna existen notables diferencias a corto, medio y largo plazo.

Beneficios de dejar de fumar antes de una intervención estética:

Muchas veces cuando los pacientes acuden a la consulta del especialista a informarse acerca de la intervención que desean realizarse, una de las primeras preguntas que les realiza el especialista, es sin duda, si es fumador.

Más tarde explicaremos porque no debe romper de golpe con el tabaco, pero también, debe tener en cuenta, que existen unos beneficios reservados únicamente para aquellas personas que están alejadas del tabaco.

Beneficios de dejar de fumar antes de la cirugía:

  • El paciente tiene menos riesgo asociado a la anestesia. Pese a que exista un riesgo que es para cualquier paciente, si usted es fumador, se multiplican las probabilidades de sufrir algún problema con la anestesia.
  • Se ha comprobado, que en pacientes no fumadores, la cicatrización y cierre de heridas o incisiones es notablemente más satisfactoria que en aquellos que fuman.
  • Los riesgos asociados a los pulmones, como pulmonía o infección pulmonar, se reducen, y nuestro organismo es más resistente ante cualquier complicación en dicha zona.

Como hemos podido ver, existen razones más que de peso para dejar de fumar antes de una cirugía, pero también pueden sufrirse complicaciones si dejamos de fumar de forma radical, ya que los efectos del tabaco, o los provocados por la ausencia del mismo pueden ser peligrosos.

¿Por qué no debemos dejar de fumar de inmediato antes de una cirugía?

Si bien fumar es perjudicial para la recuperación y el desarrollo de una intervención estética, dejar de hacerlo de golpe también lo es, ya que nuestro organismo está habituado a la nicotina y demás productos del tabaco, y ha provocado ciertas modificaciones en nuestro organismo.

Dejar de fumar drásticamente es también de riesgo debido a:

  • El paciente suele estar nervioso antes de una intervención, si añadimos los efectos de dejar el tabaco, la ansiedad y este nerviosismo se ven acentuados provocando que aumente la tensión arterial y, así mismo, los riesgos de la cirugía.
  • Hipersecreción bronquial: Aumenta la acumulación de mucosa en los pulmones, y esto provoca por lo general problemas pulmonares en el postoperatorio.
  • Tos: Al dejar de fumar, los fumadores suelen tener una tos muy violenta, que hace que nuestro organismo se resienta, especialmente tras la intervención.
  • Hiperreactividad bronquial: Pudiendo producir una crisis asmática o broncoespasmos, algo que podría llegar a provocar complicaciones muy graves si se produce durante la intervención.
  • Hipertensión y taquicardias: Ya que el paciente ha dejado de tomar su dosis de nicotina, suele encontrarse en un estado mucho menos relajado, lo que aumenta la tensión arterial y puede provocar taquicardias.

Como os hemos explicado, existen también numerosas razones para no dejar de fumar de un día para otro, ya que además, no suele ser un método efectivo que sirva para mejorar los resultados de la cirugía.

El consejo de los expertos para estos casos:

Ante la situación de un paciente fumador que desea someterse a una intervención estética, siempre se recomienda dejar el tabaco de forma escalonada.

Reducir cada día la dosis de tabaco que fumamos, nos llevará a que en cierto punto, fumemos 1 o 2 cigarrillos diarios, en este caso, podremos decidir parar de hacerlo de forma definitiva y evolucionar durante unos meses antes de la cirugía como nuevos y sinceros no fumadores.

Es importante aceptar que es un problema y realmente perjudicial para nuestra salud, y programar unas fechas para ir reduciendo poco a poco la dosis diaria de cigarrillos.

Sin duda alguna, tras la intervención, los resultados merecerán la pena.


1 thought on “Dejar de fumar antes de una intervención estética (beneficios)”

  1. Hola. Hace 22 días he ido dejando el cigarro. pasan hasta 3 días que no fumo. Pero a veces me dan muchas ganas y enciendo uno pero no lo llevo a los pulmones. no lo golpeó. Oseo lo enciendo y tiro el humo. No sé si esto me afecta también ya que tengo una cirugía de pechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.