Ojos

Lente intraocular: Colocación con una simple intervención

Lente intraocular: Colocación con una simple intervención
Valora este artículo

Una lente intraocular es un remedio excelente para cambiar a mejor la visión del paciente que sufre de problemas como cataratas o astigmatismo.

Las lentes intraoculares pueden ser de muchas formas y maneras (rígidas, flexibles, monofocales, multifocales …), pero todas ellas tienen algo en común, y es que después de su implantación, los resultados son buenísimos y los pacientes quedan encantados.

Cómo se coloca una lente intraocular

Generalmente, la anestesia utilizada es tópica, es decir, que te echarán unas gotas en el ojo que vayan a operar y de esta manera no notarás ninguna molestia o dolor.

Aunque es una operación más “tosca” que las utilizadas con láser, ten por seguro que es una intervención muy rápida e indolora. Apenas pasarás unos minutos en el quirófano y, una vez terminada la operación y asegurados de que te encuentras bien, podrás volver a casa sin ningún problema.

Diferencias con el láser

Lo bueno de este tipo de operaciones es que son reversibles, es decir, que en un futuro pueden quitarse esas lentes si así se necesita, o bien se pueden cambiar por otras sin mayores problemas.

Estas lentes intraoculares son muy utilizadas para acabar con problemas tan comunes como la miopía, el astigmatismo y la hipermetropía.

El precio de esta operación suele ser superior a la del láser, pero los resultados casi que son mejores aún, de ahí su diferencia de precio.

¿Sirven para las cataratas?

Sí, las lentes intraoculares también sirven para curar las cataratas.

De todas maneras, si ves que estás buscando mucha información por internet y te están surgiendo dudas, no te preocupes y pide la ayuda de un profesional para que te pueda guiar bien y despeje todas esas preguntas que te estás haciendo. Nadie mejor que él para escuchar buenos consejos sobre tus problemas de visión.

La lente intraocular suele tener muy buenas opiniones por los pacientes que se han sometido a esta intervención. Su calidad de vida aumenta muchísimo, y sin duda alguna recomiendan su utilización cuanto antes.

Si conoces a alguien que se haya operado de esto, pídele consejo y verás cómo lo recomienda siempre. La intervención no es nada traumática y los resultados podrás comprobarlos el mismo día, así que desde aquí te animamos a que busques más información, o que sigas navegando por el blog.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.