Belleza General Tratamientos

Lunares: tratamientos y precacuciones

Lunares: tratamientos y precacuciones
Valora este artículo

Muchas veces hablamos de los lunares que tenemos en ciertas zonas del cuerpo, que se han transformado en una marca que tenemos por propia y que sabemos que está ahí. Muchas veces no recordamos cuanto tiempo lleva con nosotros, simplemente sabemos que tenemos un lunar en el brazo, la pierna, la cara o la espalda y que no se ha movido de ahí en mucho tiempo.

Es importante que tengamos controlados los lunares, y sigamos ciertas precauciones, para evitar que vaya a peor o se pueda transformar en un cáncer de piel (melanoma).

En este artículo os vamos a comentar las principales precauciones que tenemos que tomar en nuestros lunares, qué puede delatar que algo va mal, y cómo debemos actuar en estos casos.

Precauciones a tener en cuenta en los lunares:

Debemos seguir unas sencillas pautas para que la salud de nuestros lunares, y nuestro organismo en general sea óptimo, os lo detallamos a continuación:

  • lunares en la espaldaTenemos que conocer bien los lunares de nuestro cuerpo: tamaño, color, volumen… Es importante este aspecto para tener futuras referencias.
  • Evitar la exposición al sol continuada, y siempre utilizando protección solar, especialmente en los lunares, de esta forma, además de disminuir riesgos, mejoramos los resultados de un futuro tratamiento.
  • No apretar ni tratar de quitar los lunares. Nos podemos crear bastantes problemas cutáneos como una infección debido a esta mala práctica.
  • Si tenemos muchos lunares repartidos por nuestro cuerpo, es importante realizar revisiones periódicas para comprobar si existe alguno nuevo.
  • En el caso anteriormente citado, es vital observar si los nuevos lunares siguen la estética del resto. En caso de ser diferente, es recomendable acudir a un especialista.

Estos simples hábitos harán que nuestra conducta en lo referente a los lunares sea mucho más efectiva y saludable.

¿Cómo saber si un lunar es maligno?

Cuando nos preguntamos si un lunar es o no maligno, muchas veces no conocemos los síntomas ni la apariencia de un lunar maligno. Por lo que debido a este desconocimiento no acudimos a un especialista para que nos recomiende un tratamiento.

A continuación os dejamos unas pautas fundamentales para conocer si un lunar es maligno:

  • tratamiento lunaresSi es asimétrico, la mitad del lunar no coincide con la otra mitad. En ocasiones se comienza a desarrollar en uno de los lunares que ya tenemos y empieza a deformarse por una zona.
  • Si no está claramente delimitado o sus bordes son irregulares, es otro de los síntomas que nos alertarán de un posible lunar maligno.
  • Cuando uno de nuestros lunares cambia de color, u ofrece diferentes tonalidades en el mismo lunar.
  • Al observar que uno de nuestros lunares aumenta de tamaño es importante que acudamos a un especialista.

En definitiva estos cuatro síntomas son los que más se asocian a un melanoma. Os recomendamos realizar revisiones periódicas para que sean tratados de forma adecuada por profesionales siempre que se manifieste alguno de estos síntomas.

Así mismo, os especificamos que el hecho de tener alguna de estas características, no clasifica de maligno a nuestro lunar, pero si hace que tenga un mayor componente de riesgo, por lo que se recomienda un amplio control sobre el mismo.

La mejor forma de combatir un melanoma es la rápida detección del mismo, y de esta forma, la posibilidad de tratarlo lo más rápido posible para que los resultados sean óptimos.

Os invitamos a consultar a un especialista si tenéis algún tipo de duda acerca de estos lunares, y utilicéis la sección de comentarios para contarnos vuestras experiencias y pareceres.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.