Ojos

Operación de la vista: Cómo enfrentarse a una intervención de los ojos

Operación de la vista: Cómo enfrentarse a una intervención de los ojos
Valora este artículo

Así pues, después de meditarlo durante mucho tiempo, te has decidido a realizarte una operación de la vista, ¿verdad?

Créeme, estás haciendo lo correcto, y es por ello que queremos explicarte qué debes hacer ante esta etapa que se presenta en tu vida. El ánimo de este artículo es darte esperanza y ver que estás haciendo lo mejor para tu salud.

Comenzando la “Operación Vista”

Una vez que hayas ido al médico oftalmólogo, te haya hecho todos los análisis pertinentes, y te haya dado un día y una hora para operarte, debes prepararte para ello.

En primer lugar, estate tranquilo porque todo es mucho más sencillo de lo que parece. Quizás te sorprenda mucho toda la parafernalia que rodea a la operación (que si análisis, citas, etc.) Incluso te puede sorprender todo el protocolo que hay el mismo día de tu intervención, pero no te preocupes y no te fijes demasiado, al fin y al cabo va a ser todo tan rápido que ni te vas a enterar.

Anestesia y colorios

Casi con total seguridad, el médico va a recomendarte que, unas horas antes de que vayas al hospital, te pongas unas gotas en el ojo que te vayas a operar, o en los dos si va a ser una intervención doble.

Estas gotas a veces son unos colirios con antibióticos, destinados a que el riesgo de infección disminuya considerablemente. Otras veces, puede llevar algo de anestesia para que no tengas ninguna molestia.

Cuando vayas al hospital, te dirán que te desvistas (tranquilo, podrás llevar ropa interior) y luego te darán una bata o al indumentaria adecuada.

Acto seguido, te llevarán al quirófano y comenzará la operación de vista. Debes estar tranquilo y relajado, pues a veces la operación es tan simple que solo lleva un minuto (literalmente).

Una vez pasado todo eso, y al ver que ha sido tan sencillo, se te puede venir a la mente que no saber por qué te has preocupado tanto, si al final ha sido una auténtica simpleza. Si es tu caso, verás que no nos equivocamos al hacer esta afirmación.

Al terminar

Una vez terminado tu proceso, te llevarán a una sala donde deberás descansar durante un par de horas. Allí el médico te visitará y verá si todo esta bien.

Si piensa que todo está correcto, te dará el alta y podrás irte a casa sin mayores problemas. Procura estar acompañado por si acaso te molesta el sol, o si tienes que conducir, mejor que lo haga otra persona.

En casa solo deberás llevar unos simples cuidados, y a los pocos días te harán una revisión.

Todo es tan simple como esto, así pues, si estás pensando en esa operación de la vista y te da miedo, no debes tenerlo porque en realidad no es nada. Ya verás cómo cuando lo experimientes comprobarás que no te mentimos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.