Ojos

Operación ocular: Cuáles son las más comunes

Operación ocular: Cuáles son las más comunes
3 (60%) 1 vote

Una operación ocular, aunque es algo sencillo, debe tomarse muy en serio.

Las operaciones oculares llevadas a cabo por auténticos profesionales, no solo mejorarán nuestra vista, sino que también mejorarán nuestra calidad de vida.

De entre las diversas operaciones para los ojos que existen, queremos hablaros de las más comunes. Todas ellas son fácilmente tratables y los pacientes que son sometidos a ellas de lo único que se quejan es de no haberse operado antes.

¿Cuáles son las operaciones oculares más comunes? Te las explicamos:

Operación ocular de miopía

Tal y como contábamos en este artículo, las operaciones de miopía son de las más populares.

Gracias al láser, podemos arreglar este problema oftalmológico en apenas unos minutos, sin dolor y con una muy buena recuperación, ¿qué mas podemos pedir?

Hipermetropía

La hipermetropía también es una operación extremadamente común entre los pacientes que tienen problemas de visión.

Tal y como pasa con la miopía, se considera una operación exitosa cuando no hay dolor y la recuperación viene a los pocos días. Sin duda alguna, la hipermetropía puede pasar a un segundo lugar en poco tiempo si te lo propones.

Astigmatismo

El astigmatismo es el problema que sufren los ojos al no poder enfocar correctamente tanto objetos cercanos como lejanos.

Con la operación para el astigmatismo se puede modificar la córnea para que esa función vuelva a ser normal y que los ojos puedan volver a enforcar correctamente, deshaciéndose de una vez por todas de gafas y lentes de contacto.

¿Todo el mundo puede operarse?

Un gran número de personas pueden operarse de estas dolencias, ahora bien, existen muchos casos en los que desafortunadamente se desaconseja la cirugía. Los casos más comunes son:

  • Personas que sufran de algún trastorno psicológico grave.
  • Personas que sufran de glaucoma o de diabetes.
  • Mujeres embarazadas.
  • Si tienes alguna enfermedad autoinmune.

Ahora bien, esto no quita para que, en casos excepcionales, el médico pueda autorizar una operación de este tipo, aun cuando estés dentro de alguno de estos casos.

Como decíamos, una operación ocular es algo bastante serio, y es por ello que desde aquí siempre recomendamos que acudas a un buen médico que te pueda ayudar en tu caso.

Estas tres son las más habituales y comunes, pero existen más operaciones oculares para diversos problemas de la vista. Si estás fuera de estos casos, seguro que el médico puede guiarte convenientemente y ayudarte en tu problema.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.