Ojos

Miopía y láser: Adiós a la mala vista de una vez por todas

Miopía y láser: Adiós a la mala vista de una vez por todas
Valora este artículo

Sí, gracias a los últimos avances en oftalmología, la miopía puede ser operada gracias al láser.

Con el láser, puedes terminar con ese problema de miopía en muy poco tiempo. Puedes ir diciéndole adiós a tus gafas o lentillas, ya nunca más vas a tener que utilizarlas, pues con esta operación volverás a tener una vista excelente a bajo precio.

¿Cómo acaba el láser con la miopía?

Tal y como contamos en la página principal, el láser es la mejor opción para terminar de una vez con todas con numerosos problemas de visión, entre ellos la miopía.

Lo que se busca es modificar la córnea con tal de adaptarla al ojo y que este pueda enfocar correctamente. Aunque no lo creas, es una intervención sencilla y que no precisa de muchos cuidados post operatorios.

Si investigas por el blog, verás que existen muchos láseres distintos, pero la finalidad es la misma, que puedas ver bien de una vez por todas y que no sufras nada durante el proceso.

Expectativas favorables

Una vez que hayan pasado un par de semanas desde la operación, se podrá decir que la miopía habrá pasado a mejor vida gracias al láser.

Durante ese tiempo, solo debes tener cuidado en algunos aspectos básicos, como no frotar los ojos con mucha energía, o si los tocas, que sean con las manos limpias para que no aparezca ningún tipo de infección.

También deberás tomar algunos medicamentos, pero estos se centran en reducir las molestias ocasionadas durante el post operatorio, la mayoría de las cuales son muy suaves y no molestan para nada.

También deberás utilizar algún tipo de colirio para los ojos, pero esto debe ser a recomendación del médico que te atiende. Debes poner especial atención y seguir los pasos que él te indique para que todo vaya bien.

Pasados esos días, comprobarás por ti mismo que la operación ha sido un éxito, y que la miopía y el láser se llevan muy pero que muy mal (entiéndase la ironía).

¿Estás decidido a ello? Desde aquí te animamos a que busques a un buen especialista y te pongas en sus manos. Ya verás lo cómodo que es no tener que volver a llevar gafas, ni a tener que preocuparse de si llevas las lentillas limpias!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.