Nariz Sin categoría

Cuidados tras la rinoplastia

Cuidados tras la rinoplastia
Valora este artículo

La rinoplastia es una operación estética o no, dependiendo del fin. En ocasiones soluciona problemas de salud relacionados con la nariz y las vías respiratorias, pero muchas otras, tiene una finalidad totalmente estética. En el artículo de hoy, hablaremos de los cuidados que debemos tener tras llevar a cabo este tipo de intervención.

Muchos son los que nos preguntáis a través de email o redes sociales acerca de nuestras recomendaciones, o cuales son las pautas o consejos que debemos tener en cuenta tras esta intervención. En este artículo trataremos de despejar las dudas y dejar claros los principales consejos y cuidados tras una rinoplastia.

¿Qué tener en cuenta tras la rinoplastia?

Parece simple, pero no siempre tenemos claras ciertas cosas. Tras una intervención de este tipo, siempre recomendamos seguir las pautas que de el cirujano a rajatabla, pues es conocedor de cada uno de los casos, y las indicaciones pueden variar según se trate de una rinoplastia abierta o cerrada.

Es fundamental ser conscientes que los primeros días tras la intervención estaremos limitados a la hora de respirar por la nariz, pueden aparecer tapones e incluso notar molestias en alguna zona. Esto se debe a la intervención estética, que afecta siempre a nuestro cuerpo y este reacciona ante la nueva situación.

Consejos y cuidados tras la rinoplastia:

Los principales consejos y cuidados son de sentido común, y muchas veces, los realizamos de forma instintiva, como por ejemplo el curar la zona, pero otros consejos o cuidados no siempre son tan simples o los vemos rápidamente, especialmente, si lo pensamos antes de la cirugía.

Nuestra recomendación de cuidados tras la rinoplastia es la siguiente:

  • Cuidar la zona, observar si poco a poco la hinchazón disminuye y se hace más visible la forma definitiva de la nariz.
  • Evitar comer determinados alimentos difíciles de ingerir. Los purés y líquidos en general serán los que menos complicaciones nos ofrezcan.
  • Combatir la inflamación y los dolores con medicamentos puede resultar eficaz, especialmente al principio, cuando más molesto se hace la recuperación de la rinoplastia.
  • Dormir con la nariz hacia arriba, ya que la zona está especialmente delicada, y puede verse afectada durante el sueño, cuando nos resulta imposible controlar los giros o vueltas en la cama.
  • Alejarnos del ejercicio físico de alta intensidad para el que necesitamos nuestras fosas nasales al 100% y podría provocar daños y sangrado.
  • Evitar las bebidas alcohólicas y el tabaco, pues son agentes dañinos para nuestro organismo, especialmente en periodos de recuperación.
  • Tratar de estornudar con la boca abierta.
  • No sonarse los mocos en la medida de lo posible, para evitar daños internos durante la cicatrización.

Con estos consejos, los resultados de la intervención serán mucho más eficientes, y la recuperación más llevadera. Es importante seguir estos consejos y cuidados tras la rinoplastia con el fin de evitar segundas intervenciones, daños internos o un resultado indeseado de la cirugía.

Os aconsejamos acudir siempre a un profesional que se haga cargo del postoperatorio, hablar y aclarar todas las dudas acerca de los primeros días tras la intervención y realizar un seguimiento profesional.

Como veis los cuidados de la rinoplastia son bastante sencillos y de sentido común, si bien siempre es conveniente recordarlos, ahora no hay excusas para que los resultados se vean alterados.

Os invitamos a compartir con nosotros vuestras experiencias y trucos para hacer más llevadera la recuperación de la rinoplastia. Si queréis conocer más acerca de esta intervención, os dejamos este artículo donde comentamos todos los puntos relacionados con la rinoplastia. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.