Belleza General Tratamientos

Volver a pasar por el quirófano

Volver a pasar por el quirófano
Valora este artículo

Después que una mujer se somete a una cirugía plástica en busca de soluciones para sus problemas estéticos, muchas veces se decepciona al notar que los resultados de la operación no eran los que ella esperaba. Recordemos que la gran mayoría de los casos de cirugía estética tienen un final exitoso, pero esto no asegura que los resultados cumplan con las expectativas de la paciente.

Muchas veces la imaginación de las personas sobre como quedarán después de la cirugía, crea una imagen totalmente imposible de alcanzar. Y al ver los resultados reales, comienzan a desilusionarse y a pensar que ya no podrán corregir estos desperfectos.

segunda intervenciónLas mujeres siempre sueñan con tener un cuerpo impecable y creen que, sometiéndose a una sola cirugía estética, ya podrán alcanzar sus ideales. Deben tener en cuenta que muchas veces esto no es así, ya que si bien las cirugías plásticas pueden arreglar la mayoría de las imperfecciones, muchas veces los resultados no son los que se esperaban.

Segundas intervenciones

Igualmente, las pacientes, deben saber que pueden solucionar estos problemas con una segunda intervención. Las estadísticas registran que aproximadamente un 5 por ciento de los casos necesitan de una cirugía secundaria.

Los cirujanos, antes del proceso de la cirugía, intentan hablar con sus pacientes sobre este tema y prepararlos para, si fuera necesaria, realizar una segunda cirugía. Lo que muchas veces ellos no pueden hacer es comunicarles a las mujeres los límites de la operación, es decir hasta donde pueden llegar los resultados. Algo que con solo palabras es muy difícil de expresar, es ahí cuando se crean las confusiones.

Después de realizar una primera operación, varios pacientes comienzan a reclamar a sus cirujanos que los resultados no eran los que ellos creían. Pero ahora solo se necesita realizar retoques y la operación es mucho más sencilla, ya que tiene como base principal los resultados anteriores.

Cuerpos a la moda

Pero las cirugías secundarias también son la solución para las mujeres que después de remodelar su cuerpo y quedar satisfecha con los resultados, la complacencia les dura muy poco. Es que en cada temporada “la moda” va cambiando, y muchas veces después de someterse a una cirugía estética, se dan cuenta que ese tipo de cuerpo ya no es el mas requerido y desean volver a cambiar. En estos casos se requiere de una segunda cirugía que pueda remover los resultados de la intervención anterior o modificarlos.

volver a pasar por quirófanoEn estas ocasiones las segundas cirugías no son realmente necesarias, ya que son utilizadas solo para complacer con los gustos y las expectativas de las pacientes. Es por esto que son optativas, cuando los médicos cirujanos empiezan a recibir las quejas disconformes de las mujeres, le brindan la oportunidad de someterse a una segunda intervención que pueda mejorar el desenlace de la operación.

Pero otras veces sucede que las primeras intervenciones fallan, no hablamos de resultados no satisfactorios sino de cirugías fracasadas. Las cirugías estéticas son realmente seguras, la mayoría de los casos son exitosos pero también existen casos en los que se frustran y necesitan de una cirugía secundaria para solucionarla. No debemos olvidar que las cirugías estéticas son intervenciones quirúrgicas y como en todas las operaciones pueden ocurrir algunas complicaciones. Afortunadamente, se puede encontrar la solución en una segunda cirugía.

La liposucción, las cirugías de mamas, la operación de labios y la rinoplastia, son alguno de los tipos de cirugías que, en varios casos, requieren una segunda intervención. Son operaciones en las que muchas veces aparecen anomalías, quizás los resultados no son los que se esperaban y para eso se requiere de una segunda intervención que pueda modificar los primeros resultados y conseguir los deseados.

Es importante conocer antes de entrar a quirófano los resultados que podemos esperar, las complicación que pueden manifestarse y cuales son los tiempos de recuperación, de esta forma, siempre tendremos una idea más o menos aproximada de los resultados que podemos obtener y evitaremos tener que volver a pasar por quirófano de forma innecesaria si el motivo de la segunda operación es un descontento con los resultados.

En el caso de que una complicación o un riesgo para la salud se manifieste tras la cirugía estética, habitualmente se opta por una segunda operación. La estancia en quirófano suele ser menor y por lo general, se suele solventar la complicación. Es posible que podamos solucionarlo también con medicamentos o combinando ambas soluciones.

Siempre os recomendamos acudir a profesionales, y sobre todo, revisar bien los aspectos que cubre la cirugía que estamos contratando, pues una segunda intervención, si no está cubierta puede hacer que una operación bastante asequible se convierta en un serio problema económico.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.