Belleza Tratamientos

Rutina facial. ¡Cómo hacer exfoliantes caseros!

Rutina facial. ¡Cómo hacer exfoliantes caseros!
Valora este artículo

¿Sabías que exfoliarnos la cara es extremadamente importante? Si quieres saber cuáles cómo preparar exfoliantes caseros según tu tipo de piel, ¡quédate a leernos! 

Qué es la exfoliación y para qué sirve

Un exfoliante es un producto que nos ayuda a eliminar las células muertas de nuestra piel. Existen en el mercado infinidad de tipos de exfoliantes con ingredientes específicos para cada tipo de piel. Realizarnos exfoliaciones faciales cada cierto tiempo es imprescindible para mantener una piel limpia y sana. De esta manera nuestra piel lucirá sana y brillante siempre.

Si nos exfoliamos la piel frecuentemente ayudaremos a que nuestras células se regeneren y puedan absorber las cremas y productos que utilizamos a diario de forma correcta. Además, si usas base de maquillaje, verás que la piel queda mucho más natural si la llevas exfoliada y libre impurezas.

Si exfolias tu piel al menos una vez a la semana lograrás:

  • Tener una piel limpia, suave y brillante.
  • Reactivas la piel y ésta será mucho más receptiva. Por lo que si utilizas serums o cremas a diario, éstas se reabsorberán mejor y serán más eficaces.
  • Retirarás toda la suciedad y la piel muerta. Muchas veces es la suciedad de nuestra propia piel la que provoca que nos salgan granos o puntos negros.

Es importante tener claro que no es necesario comprar este tipo de productos. Podemos optar por preparar exfoliantes caseros como los que te presentamos a continuación.

Exfoliante para pieles secas o mixtas

Éste es uno de los exfoliantes caseros más comunes, y se suele utilizar principalmente para la zona de los labios, aunque se puede utilizar perfectamente en todo el rostro. ¡Si te exfolias con esto antes de pintartelos tendrás uno resultado de escándalo!

Ingredientes: 

  • 3 cucharadas de aceite de coco, manteca de karité o aceite de oliva.
  • 1 cucharada de azúcar blanca refinada.

Paso a paso:

Vierte el aceite en un cuenco y añade el azúcar y revuelve. Aplica en la zona del rostro que prefieras y da un suave masaje. No hace falta hacer presión ya que los granos hacen su efecto sin necesidad de apretar ni dañar la piel.

Exfoliantes caseros con aceite de coco
https://pixabay.com/es/los-alimentos-tuerca-de-coco-frutas-3062139/

Exfoliantes caseros para pieles grasas

1.Si tu piel es más bien grasa, te recomendamos realizar un exfoliante con limón y azúcar. Aportará a tu piel frescor y en caso de tener manchas ayudará a reducirlas.

Ingredientes:

  • Zumo de medio limón
  • Una cucharadita de azúcar

Paso a paso:

Mezcla los ingredientes y remueve hasta conseguir que el azúcar se disuelva un poco. Aplica y masajea. Pasados unos cinco minutos retira con agua.

Exfoliantes caseros con limón
https://pixabay.com/es/lim%C3%B3n-c%C3%ADtricos-frutas-jugosas-jugo-3225459/

2. Otro exfoliante bastante recurrido para pieles grasas es el que se hace con polvo de arroz. Se recomienda mezclar con leche, y si quieres darle un plus de hidratación, te recomendamos añadir unas gotas aceite de coco, manteca de karité o aceite de oliva.

Ingredientes:

  • 1/3 de taza de arroz
  • 5 cucharadas de agua mineral
  • 4 gotas de aceite de coco, de oliva, o manteca de karité.

Paso a paso:

Triturar el arroz en un procesador o molinillo. Agregar el agua y después el aceite. Mezclar los ingredientes hasta obtener una pasta homogénea. Aplicar dando un suave masaje y retirar pasados los cinco minutos. Lavarse la cara como de costumbre y finalizar con tónico y las cremas que estés utilizando.

Exfoliantes caseros con arroz
https://pixabay.com/es/arroz-cuchara-cuchara-de-arroz-2294365/

Exfoliante para pieles delicadas

Si tienes la piel delicada y lo que necesitas es un exfoliante casero suave, la avena será tu aliada. Es un cereal muy suave que con ayuda de la leche, que además exfoliar tu piel, la hidrata y la calma.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de avena
  • 1/2 taza de leche

Paso a paso:

Mezcla los dos ingredientes en un recipiente y ponlos a calentar. Deja reposar la mezcla aproximadamente unos 5 minutos. Cuando veas que la avena se ha hidratado lo suficiente y se ha chupado casi toda la leche es momento de aplicar la mezcla sobre la cara. Extiende la mezcla y espera unos 20 minutos antes de retirar el producto. Otra forma de preparar este exfoliante es triturando la leche con la avena antes de calentarla, de esta manera quedará con una textura aún más suave.

Exfoliantes caseros baratos
https://pixabay.com/es/avena-hojuelas-recetas-comida-3310514/

¿Te ha gustado el post? Tenemos pendiente uno para explicar la importancia de tener una piel sana con tips de rutina facial. ¡Cuéntanos qué te parece! 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.