Piernas

Tromboflebitis: Síntomas y remedios

Tromboflebitis: Síntomas y remedios
5 (100%) 1 vote

La tromboflebitis o flebitis a secas, es el proceso por el cual se produce una inflamación en una vena, causada por un coágulo de sangre.

Por regla general, se suele producir en las piernas, y según se trata de un colapso en una vena exterior o más hacia el interior, se le conoce como tromboflebitis superficial o trombosis venosa profunda (TVP).

Son muchas las personas que sufren estos problemas a diario, por eso a continuación vamos a detallar cuales son lo principales síntomas, las causas, y los posibles remedios o tratamientos a ello.

Causas de la tromboflebitis

Para analizar las causas de la tromboflebitis, debemos conocer las causas por las cuales se pueden producir coágulos en la sangre, ya que estos son los causantes de la enfermedad.

La experiencia nos dice que la mayoría de casos que presentan tromboflebitis, se debe a problemas hereditarios relacionados con la coagulación de sangre, o a una lesión en la vena afectada por el trombo.

En muchas ocasiones se conoce popularmente la posibilidad de desarrollar la tromboflebitis por estar constantemente estático y sentado o tumbado sin realizar ejercicio. Esto es una realidad, aunque no son los casos más frecuentes, puede darse también por estos motivos.

Síntomas de la tromboflebitis:

Este problema, siempre se ha asociado a la inflamación de una o varias venas, y debido a esta situación los pacientes que lo sufren, suelen mostrar síntomas como un elevado dolor en la zona, hinchazón superficial visible a simple vista, sensación de elevado calor o simplemente enrojecimiento de la zona.

Evidentemente, no todos los pacientes que sufren tromboflebitis presentan los mismos síntomas, de hecho, siempre se recomienda acudir a un profesional que pueda evaluar nuestra situación cuando suframos alguno de ellos, especialmente si contamos con antecedentes directos que hayan sufrido algún tipo de tromboflebitis.

¿Quién es más proclive a sufrir tromboflebitis?

Existen una serie de grupos de riesgo que deben tener más cuidado y permanecer más atentos ante alguno de los síntomas anteriormente comentados, pues hay un mayor número de posibilidades de que se trate de tromboflebitis. Son los siguientes:

  • Mayores de 65 años que por su edad, tienden a sufrir más problemas de circulación y son más propenso a este tipo de situaciones.
  • Aquellas personas con antecedentes familiares directos de tromboflebitis.
  • Embarazadas o mujeres que acaban de dar a luz son otro grupo de riesgo debido a lo complejo de la situación y a la mayor presión sanguínea en estos momentos.
  • Personas con sobrepeso u obesidad y que no realicen actividades físicas o que por motivos laborales permanezcan mucho tiempo sentados.
  • Estar un tiempo en posición de reposo debido a una intervención, una lesión o la rotura de un hueso, provoca que nuestro sistema circulatorio sea más propenso a formar coágulos.

Estos son los principales grupos de riesgo y que deben tener especial cuidado cuando se presente alguno de los síntomas de la tromboflebitis. En muchas ocasiones acudir a un médico ante las primer manifestaciones, nos garantizará un tratamiento más sencillo, y que el trombo sea menos doloroso y molesto.

Tratamiento de la tromboflebitis:

Dependiendo del tipo de trombosis que suframos, superficial o interior, y el grado en el que se encuentre, el médico nos recomendará unos tratamientos u otros.

Por regla general, los más efectivos y también los más recetados son los siguientes:

  • Recetar medicamentos anticoagulantes, tienen como finalidad deshacer el trombo, evidentemente, y en ocasiones se puede recetar también un anticoagulante más suave para continuar con el tratamiento, y evitar la formación futura de nuevos trombos.
  • Medidas de compresión para evitar la inflamación recurrente y que la trombosis no pueda aumentar en complicación. Suele ser un tratamiento temporal.
  • En los casos más graves el médico puede optar por intervenir la zona y extraer aquellas venas que sufran trombos si resisten a los tratamientos y no ofrecen mejoría, evitando así dolor y malestar en el paciente.
  • Para aquellas personas que no toleren los anticoagulantes, se puede conectar con la vena cava, un pequeño filtro que le acompañará y evitará la formación de estos coágulos.

La tromboflebitis tiene muchos y diversos tratamientos, algunos, evidentemente son más efectivo y radicales que otros.

Hoy en día, se trata de una enfermedad que se puede solucionar sin mayores complicaciones siempre que se detecte a tiempo. Aunque siempre es mejor prevenir que curar, por eso recomendamos evitar llevar una vida sedentaria, realizar un deporte adaptado a la edad y características de cada uno y probar tratamientos preventivos como la presoterapia que ayudará a mejorar notablemente la situación de nuestro sistema circulatorio.

La tromboflebitis se plantea como un problema grave en el momento que avanza rápido y no es detectada ni diagnosticada por un profesional.

Os invitamos a contar vuestras experiencias y situaciones relacionadas con este u otros problemas circulatorios, para entre todos conocer mejor como avanza y surge este tipo de situaciones.


2 thoughts on “Tromboflebitis: Síntomas y remedios”

  1. Hola buenas tardes,

    Hace una semana que me estan tratando una troboflebitis superficial en la vena safena en el muslo, recibi 10 inyecciones de heparina y ahora estoy tomando Xarelto de 20 mg una vez al dia por tres meses,

    noto que por las noches al terminar el dia se colora rojo la zona del muslo y al descanzar se quita, mi pregunta esta condicion de coloramiento y descoloramiento cuanto tiempo mas durara?

    ya no me duele ni se siente caliente.

    Gracias.

    saludos.

  2. Hola , después de que me operaran dela vena safena , no extirpación si no con pequeños cortes ya es la segunda vez que tengo una tromboflemitis en otra vena cercana .
    Lo que me preocupa que yo no llevo una vida sedentaria , mas bien al contrario , hago hora o hora y media de deporte intenso a diario y trabajo andando 7 horas diarias. Me asusta que el deporte sea el causante de estas flemitis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.