Vientre plano

Vientre plano en un mes: Programa intensivo

Vientre plano en un mes: Programa intensivo
1.5 (30%) 2 votes

Cuando llega el buen tiempo, empezamos a pensar que no estamos en forma y que deberíamos habernos cuidado un poco más. ¿Cómo conseguir un vientre plano en un mes? ¿Hay algún remedio que podamos seguir para que nuestra barriga tenga un aspecto más liso en tan poco tiempo?

Sin duda alguna, en un mes no vamos a conseguir un vientre plano al 100%, pero si nos lo proponemos, sí que podremos reducir considerablemente su tamaño, deshaciéndonos de varios michelines sin mayores problemas.

Para ello, vamos a tener que armarnos de fuerza de voluntad y seguir el plan que te vamos a dar. No debes fallar ni un solo día, pues sino todo el esfuerzo se irá por la borda, así que debes ser constante y pensar en el objetivo de mejorar el aspecto de tu vientre.

Plan express de 30 días para obtener un vientre plano

Los primeros consejos que vamos a darte tienes que hacerlos por tu cuenta, luego te hablaremos de determinados tratamientos estéticos que podrían funcionarte muy bien, pero de ti depende (sobre todo, de tu economía) optar por ellos o no.

  • En primer lugar, debemos llevar una dieta desintoxicante y depurativa. Debemos estar durante los 30 días llevándola a rajatabla, sin saltársela ni un solo día. La constancia es una gran aliada, en caso de no ser disciplinados, probablemente no veamos los resultados, ya que es un periodo de tiempo muy corto y se notan muy rápido los excesos.
  • Existen ciertos alimentos que deben estar prohibidos en todas las dietas: Alimentos fritos o rebozados (un altísimo índice de grasa que irá directamente a nuestras caderas, michelines o tripa) bollería, salsas, refrescos azucarados (la coca-cola tiene un alto contenido calórico) y ciertos alimentos que debemos controlar notablemente, como la pasta por ejemplo.
  • Otro aspecto fundamental en toda dieta, como hemos comentado antes, es que debe ser depurativa, y para ello, debemos ingerir al menos 2 litros diarios de agua, pues resulta el elemento fundamental para limpiar nuestro organismo y eliminar grasa de forma natural.
  • Debemos alejarnos de las comidas copiosas, la mejor forma de cuidar nuestro organismo es realizando 5 comidas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. De esta forma, evitaremos comer entre horas fuera de estas comidas, y en la comida y la cena, las cantidades se verán reducidas.
  • Es importante incluir en nuestra dieta verduras y frutas, mucha gente es reacia a este tipo de alimento, por lo general argumentan que no les gusta, pero realmente, son probablemente los alimentos más sanos y naturales que podemos consumir hoy en día.
  • En nuestro plan de 30 días para un vientre plano, no puede faltar el ejercicio. Si queremos adelgazar, debemos lograr un déficit calórico notable, y esto se consigue gastando más calorías de las que consumimos. Realizar deporte entre 3 y 4 veces a la semana, de intensidad media pero duración superior a 35 minutos, marcará la diferencia entre un programa intensivo con resultados satisfactorios y haber estado 30 días sufriendo para no ver los resultados.

La combinación de todas las pautas anteriores, es sin duda, la mejor opción para realizar un programa exitoso de vientre plano. No obstante, es posible que muchos de nosotros no veamos los resultados que esperábamos. Si nuestro caso es el de un sobrepeso notable, o por el contrario tenemos una buena figura, pero hay grasa localizada en el abdomen difícil de eliminar, estamos ante los dos casos opuestos pero que son más difíciles de progresar, puesto que uno necesita un cambio muy radical y el otro, se encuentra en una zona de estancamiento notable.

Para estas situaciones, siempre resulta más eficaz combinar el planing con ciertos tratamientos que vamos a comentar a continuación.

Tratamientos para un vientre plano:

Algunos de los tratamientos por sesiones de los que hemos hablado en otros artículos nos ayudarán notablemente en esta ocasión, vamos a resumir los más eficaces y sus características, para que podamos escoger el que más se adapte a nuestra situación:

  • Cavitación: Este tratamiento por sesiones, nos ofrece la posibilidad de eliminar la grasa localizada utilizando ultrasonidos de baja intensidad, en pocas sesiones notaremos los resultados, se puede utilizar en prácticamente cualquier zona del cuerpo.
  • Mesoterapia: En esta técnica, el profesional inyecta en la zona a tratar una sustancia previamente preparada para diluir la grasa y eliminar el tejido adiposo de nuestro cuerpo de forma natural.
  • Presoterapia: Cuando acudimos a un centro para someternos a alguna sesión de presoterapia, estamos beneficiando a nuestro sistema linfático y circulatorio, pues se aprovecha de las corrientes de aire que se generan en su traje especial, para mejorar ambos factores.
  • Criolipólisis: Eliminar la grasa localizada con frío es posible gracias a este innovador tratamiento que cada vez se populariza más y está disponible en más centros estéticos.

Recomendamos llevar a cabo el programa de vientre plano de 1 mes utilizando alguna de estas técnicas a modo de apoyo para que los resultados sean aún más satisfactorios. Si se encuentran fuera del alcance de nuestro bolsillo, no debemos preocuparnos, podemos obtener magníficos resultados igualmente con dieta y ejercicio sin necesidad de tratamientos por sesiones.

Además, podemos encontrar cremas reductoras de efecto rápido, especialmente diseñadas para estos programas intensivos, otro elemento más en nuestra lucha para lograr un vientre plano que sin duda nos ayudará y servirá para obtener mejores resultados.


1 thought on “Vientre plano en un mes: Programa intensivo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.