Cirugía estética: Encuentra todo lo que deseas saber

La cirugía estética, es un tipo de cirugía plástica cuyo objetivo final es conseguir una mejoría en nuestro aspecto físico.
Existen infinidad de intervenciones dependiendo de las necesidades que tengamos, para dar un retoque a una parte de nuestro cuerpo que deseemos cambiar para sentirnos de nuevo bien con nosotros mismos físicamente, lo que repercutirá sin duda en nuestro bienestar general.
Para entender un poco más las diferentes posibilidades de la cirugía estética, dividimos en 3 grandes grupos todas las intervenciones: 

  • Cirugía estética facial: Orientada a solucionar todos los complejos o problemas estéticos de nuestro rostro.
  • Cirugia estetica corporal: Cuyo objetivo es conseguir que tengamos un cuerpo como el que deseamos atacando cúmulos de grasa o aspectos físicos que nos acomplejen.
  • Cirugía estética íntima: Se trata de una rama de la cirugía estética muy personal, que ha avanzado mucho en los últimos años y ofrece unos grandes resultados muy naturales.

Cirugía estética facial:

El rostro es sin duda una de las partes del cuerpo a la que más atención prestamos, y por ello dedicamos más tiempo para vernos guapas. Maquillaje, tratamientos estéticos… Son muchas las alternativas que tenemos para llevar a cabo pequeños retoques, a continuación, te vamos a dar una breve descripción de las principales intervenciones estéticas que podemos llevar a cabo y se contendrían dentro de la cirugía estética facial:

  • Blefaroplastia: Una intervención destinada a eliminar las bolsas de los ojos, puede realizarse completa o atacar únicamente la zona del párpado inferior (Blefaroplastia inferior) o el párpado superior (blefaroplastia superior).
  • Lifting: Probablemente una de las cirugías más populares. Su objetivo es conseguir que nuestro rostro luzca más firme y rejuvenecido, logrando acabar con arrugas y signos de la edad que de otra forma serían inevitables.
  • Otoplastia: Esta cirugía está destinada a acabar con un complejo muy común conocido como: “orejas de soplillo”. Esto lo podemos lograr gracias a una intervención muy sencilla con unos resultados sorprendentes.
  • Rinoplastia: La nariz es una de las zonas que más influye en el aspecto de nuestro rostro. Gracias a esta intervención, podemos modificar el aspecto de nuestra nariz, corrigiendo pequeños defectos o dando un aspecto más estético a la misma.

Cirugía estética corporal:

Muchas veces no estamos totalmente satisfechos con nuestro aspecto físico, y la cirugía corporal nos puede ayudar con intervenciones que moldearán nuestra figura o nos ayudarán a acabar con un complejo físico que arrastramos desde hace tiempo. Las principales intervenciones de cirugía estética corporal son:

  • Abdominoplastia: Conseguir que la zona de nuestro abdomen no tenga un exceso de piel es el objetivo de esta magnífica intervención. Suele llevarse a cabo tras una gran pérdida de peso o tras un parto, hoy en día los resultados son muy buenos y una de las intervenciones que mayor satisfacción ofrece al paciente.
  • Aumento de senos: Seguramente la cirugía que más intervenciones lleva a cabo cada año. Aumentar el tamaño del pecho con prótesis internas resulta hoy en día algo muy popular por sus grandes resultados y su estética totalmente natural.
  • Liposucción o lipoescultura: Intervención destinada a acabar con los cúmulos grasos que cuesta mucho eliminar con dieta y ejercicio. Esta intervención puede realizarse en zonas muy variadas de nuestro cuerpo, desde piernas a brazos pasando por abdomen, cadera o incluso espalda. El lipoláser es su variante más novedosa y menos agresiva.
  • Mastopexia: Esta cirugía tiene un claro objetivo: acabar con el problema del pecho caído. Con novedosas técnicas y un resultado realmente grato, podemos conseguir un aspecto más joven en nuestros pechos con una intervención rápida y segura.

Cirugía estética íntima:

Los avances en medicina y en las técnicas utilizadas para las intervenciones estéticas, han conseguido que actualmente podamos solucionar problemas más íntimos con grandes resultados. Esta cirugía está en auge en los últimos años gracias a la sencillez con la que se desarrolla en las instalaciones de las clínicas punteras hoy en día. Os dejamos los tipos de cirugía íntima más comunes:

  • Labioplastia: Esta intervención está destinada a solucionar nuestros complejos más íntimos. Se enfoca en la actuación sobre los labios de los genitales femeninos y tiene dos variantes: reducción de labios menores o aumento de labios mayores.
  • Vaginoplastia: Dedicada a la reconstrucción estética y al tratamiento para mejorar el aspecto y estado de la entrada vulvar.
  • Himenoplastia: Esta cirugía busca la reconstrucción del himen. Hoy en día, se consigue un resultado muy cercano a la naturaleza del mismo y con una gran satisfacción entre las mujeres que optan por esta intervención.

Tratamientos estéticos como alternativa:

En algunas ocasiones, no nos planteamos la cirugía por el post-operatorio, el precio, o simplemente porque consideramos que nuestro objetivo lo podemos alcanzar sin tener que pasar por quirófano.
La realidad es que hoy en día existen innumerable técnicas de medicina estética que resultan una alternativa más económica y menos agresiva que la cirugía para quienes se decanten por un tratamiento más ligero.
Todos estos tratamientos por sesiones tienen en común la necesidad de ser constantes en ellos. Además es necesario que cuidemos nuestros hábitos de alimentación. Si los combinamos con deporte (en caso de tratamientos adelgazantes) o productos como cremas y lociones (anti-edad) lograremos grandes resultados.
A continuación, os vamos a explicar un poquito más acerca de los más populares. Si queréis podréis leer el artículo completo de cada uno de ellos para conseguir más información.

  • Ácido hialurónico: Atacar las arrugas más marcadas, las líneas de expresión o incluso las patas de gallo son solo algunas de las opciones de este magnífico tratamiento. Se puede llevar a cabo en unos minutos y los resultados perduran durante un largo tiempo.
  • Cavitación: Esta técnica utiliza los ultrasonidos para eliminar la grasa localizada. Se trata de un tratamiento por sesiones nada invasivo y con gratos resultados desde las primeras sesiones.
  • Colágeno: Un elemento fundamental en nuestro organismo con el que combatir los signos de la edad y conseguir una piel tersa y firme. Se trata de uno de los productos más usados en la medicina estética.
  • Criolipólisis: Uno de los tratamientos más innovadores, ¿Su objetivo? Atacar la grasa localizada aplicando bajas temperaturas con un equipo profesional. Esto hace que en unas sesiones, nuestra silueta mejore notablemente.
  • Hilos tensores: La alternativa al lifting convencional. Con un efecto bastante durarero y notablemente más económico, se plantea como una gran alternativa a la cirugía estética correspondiente.
  • Mesoterapia: La mesoterapia es un tratamiento muy versátil con diferentes aplicaciones, aunque principalmente se utiliza para eliminar grasa en zonas concretas de nuestro organismo.
  • Presoterapia: El objetivo de este tratamiento es mejorar la circulación del sistema linfático. Consiguiendo así una reducción de los cúmulos de grasa en zonas complicadas de atacar en nuestro cuerpo.
  • Radiofrecuencia: Se trata de uno de los tratamientos de medicina estética con más seguidores. La radiofrecuencia combate los signos de la edad en sesiones de corta duración y con resultados muy positivos en nuestra piel, logrando rehabilitar el colágeno de forma natural.

Existen infinidad de alternativas para conseguir vernos bien con nosotros mismos. El fin de la cirugía estética o los tratamientos estéticos es sin duda alguna conseguir que nos sintamos bien con nuestro cuerpo y seguros de nosotros mismos.
Desde aquí, aconsejamos siempre acudir a clínicas que nos ofrezcan una total garantía y compromiso de calidad. Alejarnos de “chollos” u ofertas demasiado agresivas que puedan escatimar en seguridad o instalaciones sanitarias.